8 de abril de 2010

Bernardo Rabassa: 'Ahorro y sufrimiento'

.

Estamos en la semana Santa, la semana del dolor, pero no del dolor a secas, sino del “pathos” es decir del sufrimiento, que es mucho más que el dolor, como nos muestra la película de Passolini sobre la pasión de Cristo, en la que de verdad se le ve sufrir, y su principal sufrimiento no es tanto el dolor de los azotes o de los tormentos como la falta de su padre Dios, que lo permite.

Sufrimiento, que por más que meta la pata, no tiene nuestro Gobierno que sigue enfrascado en políticas de ahorro esotéricas, virtuales y melifluas, como es anunciar que va a regalar otro millón de bombillas de bajo consumo o que va a poner coto a la burbuja energética con el fomento de las energías renovables.

Comienza apagando la luz de los principales monumentos ciudadanos una hora en solidaridad con el mundo, y ya de una manera más seria se propone recortar las primas, hoy generosas, y que pueden constituir como la inmobiliaria la próxima burbuja especulativa. Se esta negociando un nuevo marco jurídico en el sector fotovoltaico y se revisarán las primas del eólico y el termosolar. El marco es de caída de la demanda, por la desaparición de casi 300.000 empresas y 6 millones de parados, lo que ha generado la reducción de la producción de las centrales de gas a la mitad de 91.300 GWH a la previsión optimista de 59.200 GWH en 2010, 2.500 horas de producción de la capacidad instalada frente a 4.300 de 2008. La Hecatombe para el sector gasista.

Alternativas: Según el informe 19/2009 de la propia CNE (Comisión Nacional de la Energía), la energía eólica cuesta el doble de la convencional y la solar diez veces más-, la paradoja es que habiendo bajado los precios de la generación desde 2008, la factura eléctrica ha subido un 6% en 2009 y solo en enero del 2010 un 2.6%, como de costumbre a cargo del consumidor.

Así en lo que se llama la hoja de ruta del Gobierno en energía, de aquí al 2020 y según cálculos independientes, los consumidores deberemos pagar 150.000 millones de euros más, para que se mantenga la actual política de primas (eólica, biomasa, solar, termosolar, etc.).

Nos van a salir carísimos los ecologistas y los pretendidos progresistas del Gobierno, en tanto que no es seguro que la Industria reprenda el consumo, hasta el punto de compensar con empleo(lo dice el Banco De España, no yo) este decidido gasto, absolutamente suntuario. Lógicamente, los impuestos se dispararán a las nubes y muchas familias tendrán que volver al brasero y al candil como única solución a la pobreza sobrevenida.

Algunas cifras del modelo ponen los pelos de punta, la nuclear baja 500MW a 2020, el carbón 3.800MW. Se mantiene la hidroeléctrica (ojalá no haya sequía), y se disparan a más la eólica terrestre +16.700MW, la eólica marina + 5.000 MW (ahora no hay ninguna), la solar +11.000MW y la Biomasa de 1.067 a 2.200 MW.

Este disparate, que olvida la rápida obsolescencia de los paneles solares y los molinos, frente al largo plazo de las centrales atómicas, como es pura utopía, nos seguirá obligando a comprar la energía eléctrica a Francia o a Marruecos que las está construyendo a todo café (con ayuda francesa naturalmente) o para qué creen que era el cable que querían hacer pasar desde Marruecos a las playas de Cádiz y al que se opuso la Valiente Teofila Martínez, su alcaldesa, haciéndonos totalmente dependientes de ese país como ocurre ya en la actualidad, pues ellos(Miterrand), no nos dejaron construir las centrales nucleares (de eso hablaré otro día) y si ayudaron al Gobierno de Felipe González a dejar de hacerlo, Valdecaballeros y Lemoniz, para tenernos sojuzgados por ingenuos per in secula seculorum.

El Gobierno, además, incapaz de hacer el ajuste que le exigen las empresas y los trabajadores (no los sindicatos), además de gastarse 360 millones de € en ayuda a Haiti, el que más de la UE, 3.5 millones de € en traerse a las mujeres africanas a Valencia, eso sí en 1ª clase para mayor honra y prez de la Teresa y la Bibiana, otros 30 millones de € en la Alianza de Civilizaciones, soporte de un futuro premio Nobel para Zapatero. Meter a Solana de hoz y coz en la Presidencia del lobby Henry Dunant de Ginebra, que llevó y quizá siga llevando las negociaciones con ETA(Dunant Presidente de la Cruz Roja fue el 1º Premio Nobel de la Paz, que por cierto no es Nobel ya que lo da el Parlamento noruego que nos dejó estupefactos al darle el ultimo a Obama sin haber hecho nada para merecerlo).

Dar y repartir subvenciones a troche y moche par la Memoria Histórica y otras múltiples necedades teóricamente progresistas. Encima se le ocurren ideas como las del famoso profesor Franz del TBO.

Leo literalmente: ”Zapatero presenta un plan de eficiencia energética que calcula ahorrará 3.000 millones de euros”. La continuación es la monda: ”Se implantará en 2.000 edificios públicos como parte de su apuesta por la austeridad” (El País). Hagamos algunas cuentas, copiando un comentario aparecido en Internet, para los de letras:

1. ZP anuncia ahorros del 20% del total de electricidad consumida en esos edificios, equivalente a 3.000 M € anuales.
2. Por lo tanto, ZP informa de que esos 2.000 edificios consumen anualmente 15.000 M € (si el ahorro son 3.000 y equivale al 20%, el gasto total son 15.000).
3. 15.000 M € es aproximadamente el 1,5% del PIB nacional (y el 6,74% de todo el consumo de la Administración, y el 34,5% de la recaudación anual por IVA, y el 60,95% de la aportación del sector de la energía al PIB).
4. 15.000 M € representa aproximadamente el 50% del total de facturación del sector eléctrico nacional! Esto del 50%, para progresistas víctimas de la LOGSE, equivale más o menos a la mitad del total. Teniendo en cuenta que la cifra global incluye todo el consumo industrial y residencial, es ya evidente que el dato de ahorro dado por ZP es totalmente falso (es imposible, por ineficientes que sean los edificios, que sólo 2000 edificios, además no industriales, consuman el 50% de la electricidad nacional). Pensando bien, probablemente ZP ha confundido euros con pesetas, quizá presintiendo que sus amigos Merkel y Sarkozy nos echarán del euro a no mucho tardar.
5. 15.000 M €, repartidos entre 2.000 edificios, son unos 7,5 M € por edificio en consumo eléctrico anual, ¡probablemente más que el precio medio de adquisición de dichos edificios! Imagínese el lector la relación entre el precio de compraventa de su piso y su consumo anual de electricidad (¿unos 600-700 euros/año? vs unos 300.000?)

Hay que asumir que, dando ejemplo de sobriedad, estos edificios públicos deben ya ser usuarios de las “sebastianas”, o bombillas de bajo consumo; por lo que el consumo parece exagerado, aún con el aire acondicionado programado para llevar la temperatura al cero absoluto (-273ºC, lo cual sería nefasto para el cambio climático, ¿o no?, pongo la idea en manos de algún progresista bienintencionado como medio futurista para enfriar el planeta mediante muchos aparatos de aire acondicionado).

Por lo tanto:
1. Zapatero sabe que lo que ha dicho es una mentira, y gorda (¿habrá sido idea fruto de un guión de su Ministra de Cultura?).
2. O Zapatero es un analfabeto funcional (entendido como aquél que no sabe leer, escribir, sumar, restar, multiplicar y dividir correctamente).
3. O Las dos anteriores opciones son correctas.

Me temo que tenemos lo que nos merecemos.”

Desgraciadamente, el sufrimiento no para aquí, pues el Gobierno y las” Autonosuyas” han pactado ahorrar 1.500 millones de euros en medicamentos, !hombre! parecía prudente que no tomáramos tantas medicinas, ya que somos el país más hipocondríaco del mundo y con mayor demanda asistencial, pero ¡sorpresa! No se trata de eso, sino de dar las mismas, pero recortando los precios a los farmacéuticos y a Las Empresas farmacéuticas, con lo que Farmaindustria teme perder el 10% de su facturación y como en el chiste, el 50 % de sus beneficios y el 100% del salario de al menos la mitad de sus trabajadores. Las farmacias pequeñas de las 20.000 que hay, a cerrar.

Eso sí, todos en la foto con la Trini (Ministra del Ramo), como si hubieran descubierto la pólvora, darán fármacos más baratos: los genéricos, teóricamente iguales, aunque ello no sea cierto porque la biodisponibilidad y la bioequivalencia, admiten un 20% por arriba o por abajo del fármaco de referencia, es decir que uno puede ser el 40% menos eficaz que el otro ¿a que no lo sabían? De otra parte, ¿qué empresa farmacéutica se va a gastar los 10.000 millones de € que cuesta la investigación básica de un nuevo fármaco?, si después depende de la discrecionalidad de la Agencia del Medicamento y de los recortes sistemáticos y de solo 10 años para recuperar la inversión.

Acabaremos con una Seguridad Social que solo recetará aspirinas, en vez de una vez por todas, poniendo coto al abuso de la demanda asistencial que no es la epidemiológica, con un ticket moderador en visitas, fármacos, urgencias (un 90% son falsas) e incluso hospitales, y acabe con los atiborrados botiquines, llenos de medicamentos caducados que hoy son el pan de cada día de cualquier hogar español que se precie. No sabe el bienintencionado Obama lo que les espera, implantando el despilfarrador modelo de Sanidad de nuestro país. Ahí sí que estamos en la Champion League los primeros. Claro que eso va en detrimento de nuestra competitividad y de nuestra proyección ecónomica internacional. Estaremos en crisis, pero eso sí, sanísimos, nos faltará solo el dinero y el amor para ser los reyes del mambo.

Bernardo Rabassa, presidente del Club Liberal Español

(Publicado en Diario Crítico)