4 de mayo de 2010

Carlos Rodríguez Braun: Consigna rara

.

(La Razón).- La consigna del 1 de mayo fue: “Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones”. El empleo con derechos es algo extraño, porque lo que hay es paro, y precisamente la coacción política y legislativa disfrazada de cálidos y falaces derechos es lo que provoca el desempleo que padecen millones de españoles. Es paradójico que los sindicatos propugnen extender aún más la coacción, los impuestos, las cotizaciones, los salarios mínimos, la paternalista negociación colectiva, las interferencias igualitarias y demás costes no salariales que están detrás de nuestra progresista tasa de paro.

La garantía de nuestras pensiones es otra afirmación extraña, porque las pensiones no son nuestras. Las autoridades son las dueñas de las pensiones, porque obligan a los ciudadanos activos a pagar las pensiones de los pasivos. Las únicas pensiones que son nuestras son las privadas, que son propiedad de los que depositamos nuestro dinero en fondos con nuestros nombres y apellidos. Lo que los sindicatos llaman la garantía de nuestras pensiones equivale a exigir un incremento de la coacción que está en la raíz del problema.

En fin, entre tantas cosas raras, apuntemos que los sindicatos pretenden representar a los trabajadores, cuando la aplastante mayoría de los trabajadores ni se afilian a los sindicatos...