2 de noviembre de 2010

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, fenómeno social (artículo de Marta Ortega)

.
Hoy hablaré como ciudadana. Desde hace un tiempo sigo los comentarios de apoyo que a diario Albert Rivera, presidente de Ciutadans (C's) recibe en su página de facebook y Twitter: "No cambies Albert, sigue así", "Albert, eres la única esperanza que tenemos...". Comentarios que no vienen solo de Cataluña, sino de todas las Comunidades Autónomas: Extremadura, Canarias, Logroño, Madrid...

Él y su partido quieren la unidad de los catalanes, quieren que Cataluña no se cierre a España, quieren la convivencia; no la independencia. Pues bien, desde mi punto de vista, Ciutadans (C's) ya ha conseguido algo muy importante: unir a personas de toda España que apuestan por los mismos valores.

Que Albert Rivera, presidente de Ciutadans C's haya conseguido que miles de personas, insisto, no sólo de Cataluña, sino de todas las Comunidades Autónomas, le sigan y apoyen; sigan a su partido, no es casual; creo que muchos han sido y son los factores que hacen que esto ocurra.

Albert Rivera es un político con las ideas claras, un político con compromiso y vocación política, un político transparente, un político cuya finalidad es defender los derechos y libertades de los catalanes. Quiere la convivencia; no la independencia.

Ese es su secreto: su vocación política y compromiso. Cuando muchos españoles ya estábamos desencantados con el panorama político. Cuando veíamos que la mayoría de nuestros representantes, -no todos, pero si la gran mayor parte- sólo velaban por sí mismos o jugaban a la "dualidad", llega a nuestra sociedad un político llamado Albert Rivera, que nos ha hecho creer a muchos nuevamente en la política, que nos ha hecho ver que aún existen políticos y partidos comprometidos y con vocación que velan por las libertades y derechos de los ciudadanos.

Marta Ortega Ruiz