29 de noviembre de 2010

Análisis de las elecciones catalanas (por Bernardo Rabassa)

.
1º) No ha habido voto de castigo contra la Casta:

a) porque la participación electoral ha subido al 59.9%, ligeramente por encima de las últimas de 2006 (56%),

b) porque el partido más votado CIU (38.5%) es el mismo que fue acusado en el Parlamento de cobrar el 3% de las obras concedidas en su anterior etapa por el mismísimo Maragall, y su líder Artur Más, y además, es el beneficiario de cerca de 2 millones de € evadidos al fisco por su padre, con la única justificación de que el delito fiscal había prescrito,

c) por el casi no crecimiento relativo de Ciutadans +0.4% (pero sí de votos +15.000), claramente perjudicado por el sistema electoral, pues normalmente debería tener 5 diputados en vez de 3,

2º) Se ha votado a la derecha, probablemente motivado por la crisis económica, 38.5 de CIU + 12.3 del PPC = 50.8 % que es el % natural de la izquierda.

3º) Se ha votado, arrastrado por lo anterior, Soberanismo o Independentismo; 38,5% de CIU +7% de Esquerra +3.3% de Laporta = 48.8% a lo que hay que añadir la deriva del PSC +18.3% y de Iniciativa 7.4%, en total 74.5%, muy por encima del "españolismo" del PP 12.3% + Ciutadans 3.4% = 15.9%, el resto a otros partidos o votos en blanco. Es decir, que volvemos a encontrarnos con una Catalunya controlada por CIU pero con iguales reivindicaciones por el Estatut, sin soluciones de gobierno, más que la compra de votos o abstenciones, a la que tan acostumbrados nos tiene Zapatero en el Parlamento Nacional.

4º) El voto de CIU 38.5%, si bien es mejor que en la anterior ocasión (31.5%),dista bastante del alcanzado en 1984 con el 46.8 %, coincidiendo con el lanzamiento del Partido Reformista Democrático , partido político español de centro/centro-derecha liderado por Miquel Roca surgido en 1984 y fue precisamente ese españolismo asociado a CIU lo que dio el resultado de ese año. Dentro de éste se integraron el Partido Demócrata Liberal de Antonio Garrigues Walker y Unió Mallorquina, y en los ambientes políticos de la época era conocido como "Operación Roca" al centrarse en la figura de su principal referente político, Miquel Roca i Junyent, Secretario General de CIU.

Personalmente formé parte del mismo como Secretario federal y jefe del Gabinete de Miguel Roca en la campaña electoral de las Elecciones Generales de 1986, donde nos presentamos en toda España, salvo en Cataluña y Galicia (sus referentes eran CiU y Coalición Galega, respectivamente), con Miquel Roca i Junyent como candidato a la presidencia de Gobierno, aunque no presentándose por Madrid sino por Barcelona y por CIU, lo que nadie lograba entender y que propició nuestro gran fracaso, obteniendo solamente 194.538 votos (0,96%) y ningún escaño, y recibiendo de Miguel Roca (que por cierto salía a diario hablando en catalán con subtítulos a instancias del malévolo Alfonso Guerra) el trato de aliados cuando, él era el verdadero Líder, a raíz de lo cual se disolvió.

Aunque tanto CiU como Coalición Galega y Unió Mallorquina sobrevivieron a la operación reformista, el Partido Demócrata Liberal desapareció, cediendo al CDS su representación en la Internacional Liberal. Su Secretario General Florentino Perez, entonces dueño de Construcciones Padrós inicio desde allí su salto a la fama a la presidencia de ACS y del Real Madrid.

5º) El Partido Popular de Catalunya 12.3% , es verdad que ha recuperado posiciones desde el 9.5 % de 1999, pero sin alcanzar el 13.1 % de 1995 al mando de Alejo Vidal-Quadras, quien, tras el llamado Pacto del Majestic de 1996 entre Partido Popular y Convergència y Unión que llevó a que José María Aznar fuera investido Presidente del Gobierno durante la VI Legislatura de España (que recogía el desarrollo de la financiación autonómica ya iniciada en la etapa socialista, la supresión del servicio militar obligatorio y el traspaso de competencias), fue apartado de la presidencia del Partido Popular de Cataluña, presentando su dimisión como Presidente de éste como muestra de su disconformidad con el pacto establecido con los nacionalistas, y en particular con el entonces presidente de la Generalidad catalana Jordi Pujol.

6º) Lo del PSC, de pena, que ha bajado ampliamente del considerado ”suelo mínimo” de 32 diputados a tan solo 28, está claro que ha sido el gran derrotado, ha perdido más de un millón de votos, por su deriva soberanista, la ineficacia de su exlíder Montilla (ya ha dimitido de su escaño) y de su mujer, la que más cargos públicos ostenta en Cataluña y por el “papelón” que ha estado haciendo su mentiroso jefe Zapatero, no ya solo con el Estatut sino con el desgobierno de España. Para recuperarse, y ya que no hay ya obreros en Catalunya, porque están el paro o se han vuelto de “cuello blanco” por haber entrado en la era robotico-informatica, tendrá que reconvertirse a la socialdemocracia o va a ir a peor. También ha influido el tristísimo papel de su cuota ministerial: la Chacón y el Corbacho que hay que ver como se han lucido.

7º) Solo falta por comentar las astracanadas de Carod Rovira-Puigcercós que han perdido los papeles, y perder la mitad de sus escaños de 20 a 10 con un penoso 7% y las bufonadas que nos esperan del ex Presidente del Barça, Laporta, que sin duda contribuirán al dramático espectáculo que nos ofrece LA CASTA, de la que él ha pasado a formar parte.

Bueno, y ahora solo falta que el Barcelona pierda frente al Madrid esta noche, para que se arme la de san Quintín. Si pierde el Madrid por el contrario se crecerán aun más y otra vez a dar la LATA.

Bernardo Rabassa Asenjo, presidente del Club Liberal Español