19 de mayo de 2009

Documento Ideológico Ciudadanos Liberales

CIUDADANOS LIBERALES se constituye como una corriente interna en el seno de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, desde el más profundo respeto y lealtad al partido y con la decidida vocación y voluntad de contribuir a profundizar en el debate ideológico y político, así como en la formación y formulación de los diferentes aspectos del carácter liberal que forman parte del ideario del partido.

CIUDADANOS LIBERALES, desde una ideología de carácter liberal y enmarcada en dicho ideario, promoverá el debate interno para profundizar en los diferentes aspectos que forman las líneas centrales de la ideología liberal del partido, llevando a cabo las actividades y acciones internas correspondientes y oportunas para acercar dicho debate a todos los sectores de la militancia, así como colaborará en la línea de acción política fijada por los órganos competentes del partido que refuerce el conocimiento de los postulados ideológicos y la implantación de los criterios políticos del partido referidos a la expresada ideología liberal.

CIUDADANOS LIBERALES propone, como aspectos centrales del debate concreto y cuya importancia exige una formulación nítida sobre una sólida base doctrinal, los siguientes:

- El individuo como sujeto de derechos universales
La importancia del individuo como único sujeto de derechos y libertades de valor universal, absoluto e ilimitado, que configuran la esfera de su propia intimidad. Por ello, se hace necesario que la acción política defienda el máximo respeto a esa intimidad propia e inalienable frente a cualquier posible injerencia de la acción de los poderes públicos, de tal manera que progresivamente se perciba el respeto absoluto a esa intimidad como fundamental principio inspirador de todo el ordenamiento jurídico, reduciéndose, hasta su total supresión, cualesquiera medidas intervencionistas de los poderes públicos en el ámbito de lo privado.

- La democracia y el pluralismo constituyen el marco socio-político del Estado
La democracia es el único sistema político que permite el pleno desarrollo de las relaciones entre los individuos con absoluto respeto a sus derechos, a sus libertades y a la pluralidad presente en el conjunto de individuos que configuran cualquier sociedad. Por ello, la expresión del principio de democracia y pluralismo debería alcanzar a todas las instituciones socio-políticas del Estado y quedar plenamente garantizada en cada una de ellas.

- Recuperación del Estado de Derecho
El Estado de Derecho, fundamentado en la división de poderes, es la única fórmula racional de regulación socio-política para conjugar el anhelo humano de libertad, justicia, igualdad e independencia individual con la función del Estado de garantizar el imperio de la ley. Por ello, se hace necesaria una acción política firme y clara que contribuya a la recuperación de la noción del Estado de Derecho frente a las agresiones de los poderes públicos y la crisis en que lo ha sumido la acción de los actuales partidos políticos dominantes.

- El Estado laico garantiza la esfera de la intimidad del individuo
La absoluta separación entre lo público y lo privado es un principio político irrenunciable que debe primar por encima de cualquier intento de los poderes públicos por imponer una moral oficia. Por ello, es necesario profundizar en noción de la laicidad del Estado con una absoluta separación entre el binomio ética-moral y el binomio derecho-ley, para evitar que ningún culto o creencia tenga un tratamiento preferente que pudiera suponer menoscabo o discriminación hacia otros cultos o creencias.

- Participación y representación de los ciudadanos en la actividad política
La democracia plural es la mejor expresión de la soberanía popular, entendida ésta como el conjunto ideal de la voluntad política de todos los ciudadanos. Por ello, los ciudadanos deben tener acceso, sin restricciones, a la vida política del Estado de acuerdo con los principios de participación y representación, para que todos los ciudadanos puedan expresar su voluntad política de forma igualitaria y dicha voluntad política quede representada proporcional y adecuadamente en las Instituciones del Estado.

- Principio de libertad individual
La libertad del ciudadano es uno de los pilares fundamentales de la democracia, cuyo respeto debería extenderse de forma imperativa a todos los ámbitos de actuación de la totalidad de los poderes públicos, entendiendo que la libertad del ciudadano debe incorporarse al ordenamiento mediante la formulación de los derechos de decisión individual, de opinión, de expresión, de asociación y de manifestación sin más restricciones que las derivadas del respeto al orden público y a los derechos individuales de los demás ciudadanos.

- Principio de igualdad frente a la acción de los poderes públicos
La igualdad de todos los ciudadanos debe mantenerse frente a la acción política de los poderes públicos, y su expresión máxima en un Estado de Derecho es la absoluta igualdad ante la ley de todos los individuos. Por eso, no debería incurrirse en prácticas o formulaciones normativas que, de algún modo, pudieren derivar en situaciones de discriminación, ya sea favorable o contraria a cualesquiera individuos, minorías, grupos o colectivos sociales.

- Solidaridad y corresponsabilidad social para la formación del bien común
La solidaridad y corresponsabilidad de todos los ciudadanos en el sostenimiento de las cargas sociales y el papel destacado del Estado como garante último de los sistemas de previsión social son susceptibles de una reformulación adecuada a las nuevas exigencias de la sociedad. Para ello, debería ser objeto de especial defensa una gestión mixta, privada y pública, de dichos sistemas de previsión, basada en la capitalización privada del ciudadano con la garantía subsidiaria de una aportación estatal directa e individualizada en los casos susceptibles de desprotección.

- Libertad de empresa y autonomía de la iniciativa privada
La libertad de empresa y la iniciativa privada son los pilares básicos en los que se debe fundamentar el progreso socio-económico del Estado. Por ello, debería revisarse en profundidad el sistema actual sobre-impositivo en el plano fiscal, tutelar en lo laboral, intervencionista en el área financiera y proteccionista en el sector comercial, minimizándose la presión coercitiva de los poderes públicos sobre el sector privado.

- La Globalización como motor del progreso mundial
La sociedad global, favorecida por los crecientes adelantos técnicos en el campo de las comunicaciones y los transportes y por la permeabilidad entre los distintos Estados, en la que el individuo se erige como máximo protagonista y beneficiario de todas las relaciones humanas frente a cualquier otra construcción social basada en consideraciones históricas, culturales o nacionales, se constituye en motor que debe impulsar el progreso mundial. Por ello, debe profundizarse en la progresiva integración en la sociedad global de todas las sociedades estatales y nacionales, así como la reducción, también progresiva, de limitaciones que impidan la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.

CIUDADANOS LIBERALES propone, igualmente, que el debate interno sobre los fundamentos de la ideología liberal que constituye su base de pensamiento político se desarrolle siguiendo dos criterios de aplicación práctica que permitan formular un modelo único de acción política:

- Criterio de globalidad
La construcción liberal subyacente en el ideario de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía es susceptible de una aplicación global para toda España, y no solamente a determinados ámbitos territoriales.

- Criterio de unidad
La construcción liberal subyacente en el ideario de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía es susceptible de expresa aplicación en la reformulación de un modelo de Estado único y libre de influencias nacionalistas o periféricas.

CIUDADANOS LIBERALES
En Barcelona, diciembre de 2008